TRENDING

martes, 26 de febrero de 2013

CUENTO ORIGINAL DE PRINCESAS: EL VIAJE DE LINDA Y LAS PRINCESAS A LA FÁBRICA DE JUGUETES DE PAPÁ NOEL

Erase una vez una princesa llamada Linda que era realmente hermosa y bondadosa. Tenía gran pasión por aprender a comportarse con esmero como una verdadera princesa. Siempre solía vestir con un precioso vestido rosa adornado con perlas brillantes de color rosa. Su pelo adornado, como de costumbre, por una corona amarilla con adornos bañados en oro, que indudablemente, le hacia siempre estar guapa y radiante.


PRINCESAS DISNEY NAVIDAD

LINDA CONOCE A LAS PRINCESAS DISNEY


Su madre Rosalinda se sentía muy orgullosa del talento que poseía su hija para llegar a ser una futura Princesa. Su pequeña niña de magníficos ojos azules como el mar, el pelo rubio como el sol, los labios rojos como una rosa repleta de frescura y belleza, y una piel aterciopelada y blanca como la nieve sería una excepcional Princesa. Así era Linda, hermosa y bella en su interior, además de poseer un impresionante físico.

Un día cuando tenía 16 años decidió entrar en una Academia para Princesas. Allí conoció a: Blancanieves, la Bella Durmiente, Ariel, Yasmin, Bella, Pocahontas, Mulán y Cenicienta. Todas se hicieron muy amigas, y compartían sus secretos, juegos, diversiones, e incluso vestidos.



LA LLEGADA DE SANTA CLAUS A LA ACADEMIA DE PRINCESAS


El jueves día 24 de diciembre, vino Santa Claus a la Academia de Princesas a visitarlas. Blancanieves y Linda estaban deseando conocerlo así que corrieron ilusionadas para ir a su encuentro, y así ser de las primeras en ver los regalos. 

Así fue, a Linda le regaló un precioso vestido con unos bonitos zapatos de cristal y una corona resplandeciente. A Blancanieves le regaló un hermoso vestido nuevo, un par de magníficos zapatos rojos, e incluso un bonito lazo para su pelo, aunque el regalo más destacado fue una capa del mismo color. Al resto de princesas, les obsequió igualmente con unos maravillosos regalos muy parecidos a los de Linda y Blancanieves


Pero, el más grande de todos los regalos de Santa Claus sería, sin duda alguna, el acontecimiento que tendría lugar al día siguiente: Un viaje a la Fábrica de Juguetes Mágica.




LINDA Y LAS PRINCESAS DISNEY VISITAN LA FÁBRICA DE JUGUETES DE SANTA CLAUS


El viernes, 25 de diciembre, todas las princesas se llevaron otra gran sorpresa porque fueron invitadas a viajar en un impresionante avión, propiedad de Santa Claus, cuyo destino final de vuelo sería la Fábrica de Juguetes de Papa Noel. El viaje duró aproximadamente 2 horas donde las Princesas pudieron vislumbrar un hermoso paisaje mágico para finalmente aterrizar en el frío Polo Norte.

Cuando se bajaron del avión, pudieron observar como un hermoso trineo guiado por tres renos les esperaba paciente, pertenecía a Santa Claus. Las Princesas corrieron muy exaltadas a sentarse en ese mágico trineo, el cual las llevó a la Fábrica de Juguetes de Papá Noel.

Una vez allí, las Princesas vieron como los pequeños duendes fabricaban lindos regalos navideños para esa Navidad. Ellos ilusionados trabajaban mucho y sin parar, porque como bien es sabido, en el mundo existen miles y millones de niños que creen en Santa Claus.

Por ello, no se puede descansar bajo ningún concepto, siendo éste el motivo de que les lleve un año entero en la fabricación de los juguetes. Los duendes comentaron a las Princesas que nunca sentían cansancio y que les encantaba realizar su trabajo "hacer Feliz a los Niños", su gran ilusión.

Después de una hermosa tarde mágica junto a Santa Claus y sus ayudantes, los renos volvieron a recogerlas en la misma puerta de la Fábrica de Juguetes. Los renos volaron hasta llegar de nuevo a la Academia de Princesas dónde estudiaban las hermosas Princesas.

Una vez allí, exaltadas por la interesante tarde repleta de aventuras que habían pasado juntas, estuvieron mucho rato intercambiado impresiones y comentarios, hasta que finalmente, se fueron a dormir.



SANTA CLAUS DEVUELVE LA CORONA OLVIDADA A LINDA


A Linda se le había olvidado la corona en la Fábrica de Juguetes de Papá Noel, pero no se había percatado de ello. Cansada se metió en la cama, cuando de repente escuchó unos toquecitos en la ventana "Toc, Toc". Ella se levantó y al abrirla vio que su corona estaba allí brillando gracias a los rayos de la luna. La tomó entre sus manos y la puso en su bonito tocador dorado. 

A continuación, volvió a la cama para nuevamente intentar dormir. Ella se sentía muy agradecida, por aquel feliz día que había pasado junto a todos aquellos Seres Mágicos, que incluso y con gran seguridad, le habían traído de vuelta hasta la ventana de su casa su hermosa corona. 


De repente, sintió un intenso destello de luz que entró con fuerza dentro de la habitación. Se levantó sobresaltada, y se puso a observar desde justamente detrás del cristal de la ventana de su habitación. Respiró tranquila al reconocer a Santa Claus en su Trineo, con su "Jo, Jo, Feliz Navidad", así que no había nada que temer, sino al contrario. 


Entonces, ahora sí que Linda se dio cuenta de que su corona la había devuelto el bonachón de Papá Noel. Exaltada corrió hasta el dormitorio de su amiga Blancanieves, que dormía en la habitación contigua, y le contó lo que había ocurrido. Finalmente, decidieron contárselo a todas la Princesas que acabaron durmieron con una bella sonrisa en los labios.

¡¡Y colorín colorado este cuento se ha acabado!! 

 Fin

COPYRIGHT © SCARLETT P. / LIDIA M.Y. / Foto Por Cortesía: Disney
Red de Blogs "GRUPO LM"

Te invitamos a visitar:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

 
Back To Top