TRENDING

miércoles, 10 de abril de 2013

LA HISTORIA DE LA NIÑA FELIZ A LA QUE SU FAMILIA QUISO ARREBATAR LA FELICIDAD. CUENTO DE LA PRINCESA BELLA

Existió una vez una preciosa niña que según se dice, fue tan buena y bondadosa que a pesar de criarse entre una malvada familia materna, supo como salir adelante en la vida, gracias a la ayuda de otras buenas personas, como es el caso de la Princesa BellaAllá, muchos años atrás, nació esta pequeña niña en un bonito y dulce hogar. 

Sus padres eran muy buenos y bondadosos con ella. Adoraban inmensamente a su pequeña recién nacida. Su madre era una excelente persona, pero desgraciadamente parecía o daba la sensación, que nunca tuvo claro el verdadero lugar que le correspondía realmente: madre compasiva y comprometida, como debería de haber sido.  

MADRE CON SU BEBÉ

LA MAMÁ DE LA PEQUEÑA NIÑA, LA QUERÍA MUCHO, PERO LO HACÍA DE FORMA MUY PECULIAR 

Sí, su mamá la quería mucho, pero realmente no sabía como debía comportarse ante la crianza del pequeño retoño que había nacido. A pesar, de sus constantes intentos de ser una madre perfecta, además de no obtener ayuda externa familiar, a causa de encontrarse persuadida constantemente por sus malvadas hermanas y su madre, en ocasiones no sabía como atender y sobrellevar esta situación de la llegada de este bebé a su hogar.

La infancia de su mamá no fue fácil, ya que ésta se crió sin un padre a su lado, que la orientara como debería de haber sido, y con una madre, que nunca supo comprender y dar de forma desinteresada el verdadero amor tan primordial y necesario en una verdadera y constructiva educación infantil.

Tanto la mamá de la pequeña niña, como el resto de hijos no crecieron fuertes y seguros de sí mismos. Sin embargo, esta abuela malvada, sí se aseguró que sus hijos no les faltaran ninguna necesidad básica en el cuido de sus pequeños dándoles de comer, limpiándoles su casa que siempre la tenía muy humilde pero limpia, aunque esa chispa del amor cariñoso y verdadero parece que siempre le faltó. 

Así, que la pequeña niña creció en medio de una familia materna complicada, pero en fin, ella aceptaba que era parte de su destino y que la vida le traería en el futuro felices momentos, sin duda alguna. 

NIÑA PASEANDO A SU PERRITO Y MUÑECA EN UN CARRITO

LA PEQUEÑA NIÑA ENCONTRÓ SU FELICIDAD, PERO LA FAMILIA MATERNA INTENTÓ DESTRUIRLA


Así fue, cuando la pequeña niña cumplió la mayoría de edad, se enamoró de un muchacho, con el que finalmente se casó. Su vida parecía feliz al lado de su gran amor, pero la maldad de sus desconsideradas tías repletas de odio, envidias y el no tener nada que hacer en sus vacías vidas, intentaron en más de una ocasión hacerle daño a la muchacha.

A pesar de las grandes dificultades que tuvo que superar, como una mujer valiente que era, la vida finalmente le recompensó, y por ello causó envidias entre sus familiares menos agradecidos. La Princesa Bella apenada por ver como la tristeza de su amiga cada vez se hacia más latente en sus ojos, fue a visitarla para escucharla y poder ayudarla, además de consolarla.

La muchacha le confesó, que ella nunca se había portado mal con sus soberbias tías, pero éstas habían demostrado durante años, ser muy despiadadas y desaprensivas, sin ver o querer percatarse, que sus propias vidas no eran todo lo perfectas, como ellas mismas comentaban a diario con otras personas.


Mucho daño habían causado a la muchacha desde su infancia. Como de un aquelarre oscuro de brujas se tratase, junto a la abuela de la niña, se reunían para insultarla en privado, incluso más de una vez habían tenido el mísero descaro de hacerlo en la misma cara de la pobre muchacha, dejándola triste y desolada durante días, sin ella haber pronunciado palabra alguna contra ellas o provocado dicha situación comprometida. 


Las familias de ambas tías no eran impecables, ya que se encontraban profundamente rotas. No eran todo lo perfecta que comentaban ser, pero sin embargo, en vez de poner orden dentro de sus propios hogares, se dedicaban a seguir insultando al resto de personas ajenas a ellas, además de reírse de manera desconsiderada de nuestra dulce, sensible, bondadosa y querida amiga.



Moraleja: Debes tratar bien a tus Seres Queridos, y no hagas sufrir a nadie, porque todo lo que se haga con mala Fe y actitud negativa se paga en esta vida tarde o temprano, y las buenas acciones siempre son recompensadas.
COPYRIGHT © LIDIA MALDONADO

Te invitamos a visitar:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

 
Back To Top