TRENDING

sábado, 12 de abril de 2014

CUENTO CORTO: TÚ SERÁS BELLA EN EL PAÍS MÁGICO DE LAS NUBES DE COLORES

Recuerda, en esta aventura "Tú eres la Princesa Bella", ya que tomaste un trozo de pastel mágico "Tarta de Piñones" que te convertiría en ella.

Bella con sus Rosas Rojas
Si acabas de llegar aquí y deseas comenzar la aventura de nuevo, haz click en la foto de "Bella"

"BELLA" EN EL PAÍS MÁGICO DE LAS NUBES DE COLORES 

¡Que rica estaba la Tarta de Piñones que ha preparado Bella! Pero, ¿será verdad que es mágica y podré convertirme en ella, y así ser una Princesa Disney por un día? Que divertido. - Pensé para mí misma.

Me puse un rato a jugar fuera de casa, en el cesped junto a mi perrita, y por un momento me extendí en la fresca hierba boca arriba mirando las nubes. ¡Que bellas eran, me gustaría viajar ahí arriba! - comenté.

Pues, dicho y hecho, mis ojos comenzaron a cerrarse, como si de un fuerte sueño se tratase. No podía resistir la sensación de dormir, así que los cerré y de repente los abrí, pero todo había cambiado. Me encontraba encima de una nube de algodón blanca. 

Mi vestido era del mismo color y casi me arrastraba. Miré mi cintura y vi que tenía un hermoso cinturón con brillo que relucía con múltiples destellos cuando me movía. Mis zapatos era de tacón con brillitos multicolores a juego con el vestido. ¡Que maravilla!

Las nubes estaban casi unidas, sólo debía saltar o dar un pequeño paso grande para entrar en la siguiente, pero el color de la misma cambiaba cuando ponía mi zapato en él. Además ¡Oh, que sorpresa! mi vestido también cambiaba de color según la nube que pisaba.

Ilusionada y con una gran alegría comencé a saltar entre las nubes y mi vestido, zapatos, cinturón, collar y corona cambiaban de color. Ahora, eran de color rosa. Luego se puso verde para al final acabar en color azul. ¡Que bonito!

Al final de la fila de nubes de colores, vi un gran espejo con un hermoso marco que lo rodeaba dorado. Me acerqué a él y me miré. ¡Oh, Dios mio, era Bella! ¡Qué hermosa tiara llevo puesta! ¡Qué guapa estoy!

De repente, mi imagen comenzó a desvanecerse del espejo, y me ví introducida de forma extraña dentro de un túnel de viento que comenzó a tirar de mí. La fuerza era demasiado fuerte y no me podía resistir a su presión hacia mí. Cerré mis ojos y cubrí mi cara con mis brazos.

Volví a abrirlos, y ¡cómo! ¿Ya estoy aquí? Había vuelto a mi mundo, ahí estaba yo sentada en la hierba con mi perrito en lo alto de mi vestido corto. Pero, miré mi mano, y vi que tenía un poquito de nube rosa de algodón, que me había traído desde el País Mágico de la Nubes de Colores.

COPYRIGHT © LIDIA M.Y. / Foto Por Cortesía: Disney 
RED BLOGS "GRUPO LM"

Te invitamos a visitar:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

 
Back To Top