TRENDING

viernes, 11 de abril de 2014

CUENTO CORTO: TÚ ERES BELLA EN EL PAÍS MÁGICO DE CARAMELO Y CHOCOLATE | JUEGO DE LAS TARTAS

Recuerda, en esta aventura "Tú eres la Princesa Bella", ya que tomaste un trozo de pastel mágico "Tarta de Chocolate cubierta de Fresas" que te convertiría en ella.

Bella con sus Rosas Rojas
Si acabas de llegar aquí y deseas comenzar la aventura de nuevo, haz click en la foto de "Bella"

"BELLA" EN EL PAÍS MÁGICO DE CARAMELO Y CHOCOLATE


Que rica estaba la tarta que te ha dado Bella, el sabor de la Tarta de Chocolate cubierta de Fresas estaba deliciosa, pero no veías ningún cambio todavía. Así, que la decisión de volver a casa con mamá, que seguro, ya tendrá la cena hecha, era la más acertada.

Al llegar a casa, la mesa del comedor ya estaba dispuesta, así que me lavé las manos y mi carita, y me senté delante de aquellos manjares que tanto me gustan, y sobre todo el postre que siempre me lo hace con mucho cariño.

Después de cenar, fui a ducharme y ponerme el pijama para irme a dormir. Así lo hice, y ya estaba en la cama calentita y limpita. ¡Que alegría! - pensé. Entré en profundo sueño, pero algo raro me comienza a ocurrir, porque a pesar que estoy soñando siento que estoy despierta. 

-¡Vaya, menuda aventura! ¿Dónde iré ahora? De repente, me encuentro delante de una casita de caramelos, los árboles eran de piruletas dulces de todos los colores y las estatuas que adornaban el lugar de chocolate. Al mirar al otro lado había río de zumo de frutas, donde los animales bebían.

¡Que bonito! -grité. Sin dudarlo me puse a correr de un lado para otro. Todo era mágico y maravilloso. De repente, unos gnomos se acercaron a mí y me dijeron: "Hola Bella ¿cuánto tiempo hace que no vienes aquí, al País Mágico de Caramelo y Chocolate?

Yo extrañada los miré alucinada ¿Bella? - y pensé ¿Por qué me llama Bella? Miré a mis pies y entonces me dí cuenta de todo. Mis zapatos eran de tacón amarillos de brillo, que al son brillaban muchísimo. Mi vestido amarillo con adornos en oro también relucía y al tocar mi cabeza pude palpar una hermosa corona de oro con piedras preciosas.

- ¡Ay, sí soy Bella, tal como ella me dijo antes de comer la Tarta mágica de Chocolate y Fresas! Me gustaría quedarme aquí para siempre con toda mi familia - afirmé para mí misma.

Le pregunté al Gnomo si podría comer todos los caramelos, piruletas, chocolate y zumo que quisiera, a lo que él asintió con la cabeza. Él me comentó que ese país era tan mágico que todo lo que se comiera volvería a crecer, y quedaría igual que antes de haberlo comido.

Yo, repleta de alegría, corrí hacía un árbol de piruleta y me puse a comer disfrutando de todo aquel sabor tan dulce y delicioso que tenía, así que estuve un buen rato diviertiéndome en aquel mágico País Mágico de Caramelo y Chocolate.

COPYRIGHT © LIDIA M.Y. / Foto Por Cortesía: Disney 
RED BLOGS "GRUPO LM"

Te invitamos a visitar:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

 
Back To Top