TRENDING

sábado, 20 de diciembre de 2014

LA SORTIJA MALDITA DE LA PRINCESA | ESMERALDA ROMPE LA MALDICIÓN


Había una vez una bella princesa que encontró por casualidad una hermosa sortija en su jardín. Ella sin dudarlo dos veces se la puso en su dedo anular. En verdad, le sentaba muy bien, además era realmente lujosa, ya que su gran brillante de cristal hacia que al darle los destellos del sol, le salieran pequeñas chispitas de colores. Miró el anillo de manera hipnotizadora durante días hasta que por fin, logró despertar de aquel extraño sueño con sus ojos totalmente abiertos.

Princesa Triste
Princesa Triste

LA BELLA PRINCESA QUEDA HIPNOTIZADA POR LA SORTIJA MALDITA


Muchos médicos de la corte fueron a visitarla durante el transcurso de su parálisis pero ninguno dio con una explicación real al suceso, y por más que miraban al anillo, no veían nada extraño en él. Sin embargo, la bella princesa en todo momento vislumbraba aquellas chispas multicolores, las cuales por su asombroso poder, conseguían tenerla totalmente petrificada actuando sobre ella de manera hipnótica.  

La muchacha siempre había sido bondadosa, pero su carácter cada vez se tornaba más frío y receloso. Todo el mundo le parecía malo, y ya no le gustaba salir al jardín como hacía en el pasado. Ahora pasaba largas horas encerrada en su habitación, hablando consigo misma. 

Los familiares que solían escuchar aterrados tras la puerta de su dormitorio no daban crédito de la locura de la bella muchacha, así que enviaron a un hechicero para que encontraran una cura a su mal. Aunque sin suerte, volvieron a intentarlo varias veces más. Ya desesperados sus papás, los reyes, se dieron por vencidos, así que dejaron de buscar una solución para su pequeña princesa.

Esmeralda Disney
Esmeralda Disney

ESMERALDA ROMPE EL MALEFICIO DE LA SORTIJA


Un buen día, Esmeralda fue llamada a palacio, y sin titubear dos veces acudió a la llamada de los reyes. Una vez que ella llegó a la gran sala encontró al rey y a la reina con un semblante muy triste. Ella se acercó hasta el filo de las escaleras que subían hasta los hermosos sillones de oro de los reyes. Arrodillada, les rogó:

- ¡Oh, mis queridos reyes ¿por qué me habéis enviado a llamar? - dijo la muchacha gitana.

- Esmeralda, se dice que tú tienes la cura para mi hija, la cual quedó hipnotizada hace meses y permanece encerrada en sus aposentos día y noche sin salir. A pesar de nuestros intentos para que salga de allí, ella se niega rotúndamente. - Habló el rey, mientras su madre la reina secaba las lágrimas que brotaban por la emoción.

Esmeralda asintió con la cabeza y rogó que la llevaran hasta la habitación de la princesa. El rey envió a sus vasallos para que la condujeran hacia allí.

Al entrar la muchacha gitana en los aposentos de la bella princesa, pudo ver que ésta estaba profundamente dormida, así que se acercó sigilosamente para ver que podría haber provocado aquel extraño comportamiento, que tenía tan triste al rey y a la reina.

De repente, algo inquietante notó de aquel anillo, y acercándose a él un poco más, pudo reconocer una marca grabada en el oro.

- ¡Oh, es la marca del mago más malo de todo este reino! ¡La princesa está poseída! - pensó Esmeralda.

Sin dudarlo dos veces, intentó quitárselo pero le era imposible, ya que estaba pegado a su piel a través de una magia muy fuerte. Aunque aquello no paró a la chica gitana, porque precisamente llevaba consigo el libro de hechizos de su abuela, y allí buscaría algún remedio. Y así lo hizo hasta que los encontró:

Hechizo del bien, acaba con el mal y destrúyelo

Fue el encantamiento que usó para poder quitar el anillo maldito del dedo de la bella princesa. De pronto, la princesa abrió sus bellos ojos azules, y su sonrisa volvió a lucir. Se incorporó en la cama, y llena de vida salió corriendo por los pasillos hasta la sala del trono del rey y la reina. Esmeralda sorprendida, al ver como la muchacha había salido corriendo repleta de felicidad, volvió para dar la buena nueva de que su hija estaba totalmente curada.

Ellos como agradecimiento regalaron a Esmeralda una bolsa repleta de monedas de oro, las cuales fueron aceptadas en señal de gratitud hacia ella. Y así: 

Colorín Colorado
este cuento
se ha acabado 

COPYRIGHT © LIDIA M.Y. 
 Foto Por Cortesía: Disney 

Te invitamos a visitar:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

 
Back To Top